Los cables de bujías son llamados cables de alta tensión o cables de ignición secundarios, están diseñados para conducir el alto voltaje producido por la bovina que varia de entre 8.000 a 12.000 voltios/pie. Hay varios tipos de cables de bujía, por diseños, colores formas, tamaños pero todos tienen la misma función que es la de energetizar la bujía para producir la chispa de ignición. Los cables para bujías están compuestos de una fibra impregnada de grafito entretejida, que forma el núcleo del cable, se encuentra rodeada de aislante y esta cubierta por una trenza de vidrio y algodón , algunos cables tienen un forro de cloro sulfuro de polietileno ( HYPALON) sobre la trenza y los cables de alta temperatura, cuentan con un forro de silicón, en los extremos de los cables cuentan con un aparte metálica cubiertas por un capuchón aislante esto para evitar se formen arcos voltaicos al final de cada cable.Los cables de bujías deben de revisarse cada 3 a 6 años o cada 40.000 KM.

  • Retire los cables con el motor frió esto por seguridad
  • Utilice pinzas adecuadas para retirar los cables para evitar daños al cable y su aislante.
  • Evite perforar el cable o capuchón en cualquier punto.
  • No tire del cable para desconectarlo sujételo del capuchón ` para retirarlo.
  • No dobles los terminales del cable al desconectarlo.

Teniendo ya los cables desmontados procedemos a comprobar su estado revisamos cada cable, observemos que no presenten danos en el poncho o en el cable, los terminales no deben presentar deformaciones, con un multimetro procedemos a probar su resistencia (esto varias de acuerdo al fabricante) generalmente si todos los cables marcan de igual forma están bien pero si no hay lectura en algún cable este se encuentra dañado y se tiene que cambiar.Para reemplazar los cables de bujías se debe elegir el de mejor calidad.